REIKI.

El Reiki es un arte de curación japonés por imposición de manos, descubierta por Usui Sensei a mediados del siglo XIX: La palabra Reiki significa Energía Universal Vital. Rei significa Universal y Ki significa Energía Vital. Unidas dan lugar a la fuerza de la vida guiada espiritualmente.

El Reiki actuando sobre la totalidad del ser, restituye, equilibra y desbloquea la energía vital de la persona, puede tener un efecto estimulante o relajante, aliviar e influir positivamente en funciones corporales importantes. Para eso se necesitan ciertas reglas, preparaciones y técnicas de imposición, que serán decisivas para el éxito del tratamiento.

El Reiki está dirigido a quienes buscan la autocomprensión de sus procesos físicos y emocionales más allá del marco de la medicina clásica. Se centra en el arte de curar utilizando métodos físicos y metafísicos.

Se usa con prácticamente todas las enfermedades conocidas.

  • Desbloquea los chacras y trabaja a nivel espiritual, mental y corporal.
  • Además trabaja con el Karma, expande la conciencia y ayuda a evolucionar espiritualmente, siendo un camino hacia la Luz Interior del Ser.
  • El Reiki produce buena salud, felicidad, seguridad en uno mismo y estimula la creatividad.
  • Es equilibrio, amor a través de la Energía Universal.
  • Esta técnica está destinada al desbloqueo de la propia fuerza vital para que se produzca el equilibrio y la sanación del cuerpo.

Las terapias energéticas están conquistando su espacio entre la clase médica y terapeutas de todo el mundo. Y cada vez son más los seminarios que se imparten de Reiki a un número mayor de profesionales médicos y terapeutas, que tratan de aprender el método Reiki con el fin de canalizar la energía curativa para complementar el tratamiento convencional, a pesar de que todavía no estén vinculadas oficialmente, con la medicina tradicional.

Enlace al video de esta terapia aplicada a enfermos en el Hospital Ramón y Cajal de Madrid.