TERAPIA PADOVÁN. REORGANIZACIÓN NEUROFUNCIONAL

El método Padovan es un método de reorganización neurológica basado en los métodos de Fay y del trabajo de Rudolf Steiner, evolucionado y perfeccionado por Beatriz Padovan.
Beatriz Padovan, de formación pedagoga y fonoadiologa trabajaba en una escuela de la metodología Waldorf, en este tipo de escuela la educación ha de llevarse a cabo como un obrar artístico, en un ambiente libre y creador. En este entorno observó y estudio que existían niños que no podían por si mismos, a pesar de recibir los apoyos terapéuticos necesarios, desbloquear determinados procesos cognitivos. Beatriz Padovan necesitó profundizar en distintas disciplinas para ayudar a estos niños a superar las barreras de una manera respetuosa.

La terapia se basa en cuatro pilares

  • Observación fenomenológica de las funciones, es la base más importante.
  • Interrelación entre Andar-Hablar-Pensar. (R. Steiner)
  • Reorganización Neurológica. (T. Fay)
  • Profundización en los anteriores pilares. (B. Padovan)

¿En qué consiste la terapia?

En la reorganización informamos el sistema con la misma estrategia que nos acompaña durante la evolución.

La Terapia se realiza en consulta. Idealmente, al menos dos sesiones semanales de 50 minutos cada una.
Durante la terapia informamos el sistema con la misma estrategia que nos acompaña durante la evolución.

Movimientos neuro-evolutivos:

  • Ejercicios corporales.
  • Ejercicios oculares.
  • Ejercicios manuales.
  • Ejercicios orofaciales.

La intensidad con la que se repite cada ejercicio depende de las posibilidades y las necesidades de cada paciente y la fase en la que se encuentre.
En la observación de los movimientos tenemos una lectura fina y clara de la organización del SNC. El terapeuta ha de desbloquear el sistema, tenemos en cuenta el síntoma, no para trabajar sobre él, sino para saber la información neuro-evolutiva que hay que ofrecer para desbloquear. Nunca luchamos contra el síntoma, siempre establecemos el paso anterior al síntoma en la evolución.
Cada ejercicio irá acompañado de una poesía rítmica y bien articulada o una canción con la finalidad de estimular el ritmo, la orientación temporal, la sincronización de movimientos con la audición y el lenguaje. Aporta un elemento lúdico trabajando la imaginación y la ideación.


Este método es muy sencillo, tan sencillo como la naturaleza. Y yo pienso que el que sigue las enseñanzas de la naturaleza, y su juicio, tiene menos posibilidades de equivocarse.
Beatriz Padovan