PROGRAMA DE NUTRICIÓN: ANÁLISIS DEL CABELLO.

¡Mejora tu salud equilibrando tu metabolismo!

El cabello es un tejido ideal para analizar y controlar el estado nutricional del organismo. Revela los niveles de minerales, o la existencia de metales tóxicos y durante un largo periodo de tiempo. Representa un método de investigación preliminar y consiste en la evaluación de la bio-compatibilidad con métodos de bioresonancia electrónica.

No provee datos cuantitativos sino de compatibilidad biológica. No pretende sustituir a los métodos de laboratorio convencionales.


¿Qué es un análisis del cabello?

El cabello es un tejido ideal que almacena información nutricional importante para la prevención o cuidado de nuestra salud. Éste muestra la bioquímica del cuerpo durante un periodo de tiempo más largo.


El análisis del cabello analiza:

  • Asimilación incorrecta de minerales.
  • Asimilación incorrecta de aminoácidos.
  • Asimilación incorrecta de vitaminas.
  • Intolerancia a alimentos (250).
  • Intolerancia a colorantes.
  • Intolerancia a conservantes.
  • Intolerancia a productos de síntesis.
  • Presencia de metales tóxicos.

¿Quién debe hacerse un análisis del cabello?

Personas que desean prevenir, o cualquier persona que se encuentra mal y no encuentra la causa, o cuando un tratamiento no es efectivo. Personas que desean saber cual es su estado nutricional.


¿Qué síntomas se deben tener para pensar en hacerlo?

  • Sistema Nervioso Central: depresión, incapacidad de concentrarse, fatiga, hiperactividad, dislexia, etc.
  • Vista y las funciones conectadas: fotofobia, confusión visual, picor, etc.
  • Oído: dolor, pérdida auditiva,etc.
  • Nariz y el olfato: resfriados frecuentes, sinusitis, congestión, etc.
  • Boca y garganta: úlceras, faringitis,etc.
  • Pulmones: asma, dificultad respiratoria, tos, etc.
  • Corazón y vaos sanguíneos: angina, palpitaciones, taquicardia, etc.
  • Músculos y articulaciones: calambres, dolor espalda, temblor,etc.
  • Piel: picor, palidez, acné, eczemas, lesiones dermatológicas, etc.
  • Aparato gastrointestinal: hinchazón, naúseas, apetito reducido o aumentado, diarrea, estreñimiento, etc.
  • Aparato urinario: enuresis, micción dolorosa, menstruación dolorosa, etc.

ES TU TRAJE A MEDIDA

Una buena alimentación constituye el primer peldaño de un buen estado fisiológico. Una de sus metas es aportar al cerebro los materiales necesarios para que crezca y se desarrolle en las mejores condiciones posibles.